Home / Blog / COMO LIDERAR AL EQUIPO PARA LA VUELTA DE LAS VACACIONES

COMO LIDERAR AL EQUIPO PARA LA VUELTA DE LAS VACACIONES

COMO LIDERAR AL EQUIPO PARA LA VUELTA DE LAS VACACIONES

Hay una serie de “enfermedades” detectadas en todas las organizaciones, como por ejemplo, que desde la hora de entrada hasta que las personas se ponen a trabajar pasan unos 10’ hasta alcanzar el pleno rendimiento.

Lo mismo ocurre a la salida, donde muchas personas, 10’ antes de finalizar su jornada laboral, ya están desconectando de su  trabajo.

Un fenómeno parecido ocurre a la vuelta de las vacaciones, especialmente en el periodo estival por ser éstas generalmente,  las de más días de ausencia del ámbito profesional.

A priori, a la vuelta de las vacaciones, tus colaboradores deberían llegar frescos y renovados a sus puestos de trabajo para encarar con el máximo entusiasmo posible la segunda parte del año, pero la realidad es que al cambiar de hábitos durante las vacaciones, las personas pueden padecer estrés postvacacional, y por tanto están en muchos casos, cansados y apáticos.

Seguramente, durante la primera parte del año has estado estructurando y motivando a tu equipo para conseguir los objetivos y los nuevos retos planteados, pues mantén el espíritu, que no decaiga, piensa que tienes muchas cosas por conseguir en lo que queda de año, y para ello necesitas que tus equipos se reconecten de la mejor manera y lo antes posible.

A continuación, te damos algunas claves para ayudar a poner a tu equipo a pleno rendimiento a la vuelta de las vacaciones.

Tu actitud como líder. El entusiasmo y el positivismo se contagian, por lo tanto, eleva tus índices de energía, lo habitual es que quieran copiar tu comportamiento.

Dales tiempo y espacio. Los primeros días son críticos para su adaptación. Permíteles un tiempo prudencial para que se pongan al día de las situaciones y novedades que han ocurrido en su ausencia.

Celebra el reencuentro. Puedes organizar encuentros informales con el fin de compartir emociones positivas durante las vacaciones. También ayuda a reconectarse al ecosistema empresa, lo que es bueno para reforzar y recordar el sentimiento de pertinencia. No olvides una cosa tan sencilla como” me alegro de teneros de vuelta”

 Reunión de trabajo conjunta.  Con un estilo asertivo y relajado lidera una reunión, en la que puedes tratar los siguientes temas:

  • Reconoce y por tanto recuerda aquellas áreas claves que estábamos desarrollando con éxito.
  • Situación de los proyectos en marcha
  • Centra donde dedicar esfuerzos por lo que resta de año, trazando el camino y pintando los beneficios, de donde podemos llegar.
  • Presenta alguna novedad, fija un objetivo a muy corto plazo, siempre que sea posible, para ayudar a hacer un aterrizaje perfecto.

Liderar no es una ciencia exacta pero seguro que de realizar acciones que son a priori adecuadas  a no realizarlas, existen diferencias. Podemos escoger si reconectar al equipo a través de la operativa habitual, la exigencia del cliente con el sobre estrés que puede conllevar, o ser proactivos, facilitando que los miembros del equipo orienten su cabeza y corazón a las tareas y comportamientos que tenemos diseñados para llegar a los objetivos previstos.

 

Lluís Matamala

Consultor de Gestión del Cambio Empresarial

Leave a Reply